Corpus Christi

CORPUS CHRISTI, 2022
GUÍA DEL VISITANTE

Para no perder detalle del Corpus Christi 2022, toda la información, curiosidades y tradiciones dentro de la guía del visitante, en la palma de tu mano.

Programación corpus christi 2022
Programación, actos, recorrido, horarios, todo disponible en el siguiente enlace.

 

Sentimiento, trabajo, esfuerzo, ilusión o convivencia son algunas de las palabras que definen al Corpus Christi de San Vicente de Alcántara. Todas ellas, este año, al igual que el anterior, resuenan en la mente de los sanvicenteños y sanvicenteñas, pero no pueden verse plasmadas en el esplendor con el que «El Día del Corpus» lucen las calles de la Capital del Corcho, ni tampoco recompensadas por el bullicio de miles de visitantes que llegan hasta nuestro pueblo para contemplar el minucioso trabajo de sus vecinos y vecinas.

Te invitamos a que descubras y disfrutes de esta Fiesta de Interés Turístico Regional a través de este mini documental elaborado por la Diputación de Badajoz.
San Vicente de Alcántara te espera con los brazos abiertos, el calor de sus gentes y el color de sus alfombras. Será un Corpus Christi para recordar.
CORPUS CHRISTI, ARTE EFÍMERO

Siempre presente en el calendario religioso en San Vicente de Alcántara, al igual que el corcho en la vida cotidiana, el Corpus Christi es, sin duda, la fiesta que pone a la localidad en el mapa festivo de Extremadura, pues desde el año 2011 cuenta con la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional.

La iniciativa vecinal posibilitó en 1981 el germen de lo que años más tarde se ha convertido en uno de los principales exponentes del arte efímero en España. Una simple alfombra de hierbas y flores silvestres en el centro de la conocida “Calle Larga”, preparada para el paso del Santísimo Sacramento, ha evolucionado con el paso de los años en un largo tapiz artesanal de casi un kilómetro que engalana la localidad el día del Corpus Christi. Miles de kilos de serrín de madera y corcho, sales, y otros materiales, harán las delicias de los visitantes con una explosión de color y vistosidad en las nueve calles y dos plazas que forman el recorrido procesional.

Las calles del recorrido procesional lucen el día del Corpus Christi como ningún día lo hacen, profusamente decoradas con las vistosas alfombras, repletas de visitantes y curiosos y, lo que es más importante, con el inestimable trabajo de todos los sanvicenteños, jóvenes y mayores, que cuidan con anhelo una fiesta que no para de crecer y que sitúa a San Vicente de Alcántara, a principios del mes de junio, en medios de comunicación regionales y nacionales solo por su buen hacer y su querencia a una tradición.

Y es que tanto los preparativos de la fiesta como el “Día del Corpus” son jornadas donde las relaciones sociales priman sobremanera, y donde el trabajo en equipo es primordial por el bien que une a todos los vecinos y vecinas, el engalanado de sus calles para el paso de la custodia. A ello se une el bullicio, la alegría y la hospitalidad de los sanvicenteños y sanvicenteñas.

ELABORACIÓN DE LAS ALFOMBRAS
Previous
Next

El teñido:

La semana de trabajo más intenso es la de la propia celebración en la que, dependiendo de las calles, se empieza a teñir la viruta con más antelación o menos. De forma que hay calles que empiezan la semana anterior con el teñido del material, y otras, al ser más pequeñas, la misma mañana de la fiesta realizan todo el proceso. Es un trabajo compartido, en el que las manos más habilidosas hacen la mezcla de pintura rebajada con agua para ser depositada en barreños en los que se teñirá la viruta de madera.

Una vez teñida la viruta se almacena en bolsas o sacos y se colocan por colores hasta el día de la fiesta. Como excepción, los vecinos de la plaza del Cristo tiñen la mañana del domingo, de forma que cualquier visitante puede asistir in situ a uno de los procesos que normalmente están ocultos en la fiesta.

Trazado de los dibujos:

La tarde del sábado, víspera del gran día, los vecinos se echan a la calle al atardecer para realizar los bocetos de los dibujos que a la mañana siguiente van a ser rellenados y convertidos en alfombras. Para esta labor no todos los vecinos valen, pues hay una mano especializada en la elaboración de los dibujos en cada calle, plasmados primero a pequeña escala en un folio, y pasados posteriormente al firme de la calle.

Relleno de las alfombras:

El día grande, el domingo, los vecinos se reúnen en las calles a una hora muy temprana. Dependiendo de la calle varía el horario, pero la hora media son las 6:00 de la madrugada, cuando el calor todavía no ha aparecido y se trabaja con mayor facilidad. A partir de ese momento todo se convierte en un auténtico frenesí: unos vecinos que llaman a la puerta de otros que tardan en salir a la calle, acarreo de sacos con las virutas teñidas hasta el lugar que le corresponde, relleno de las distintas alfombras, preparación del desayuno comunitario, humedecido de la viruta si fuera necesario para que no se la lleve el viento, preparación de los altares…

El relleno de las alfombras se realiza acorde a lo estipulado por los dibujantes, quien ha plasmado en la plantilla previamente los colores que corresponden a cada motivo decorativo de las alfombras.

Diversos trabajos que se reparten entre todos los vecinos, de forma que a la hora de la procesión todo tiene que estar preparado, aunque hay años que el tiempo empleado ha sido demasiado y hasta minutos antes de la salida aún se están dando los últimos retoques. En el momento en el que el trabajo ha concluido, los vecinos se retiran a sus casas, se adecentan y pasan a disfrutar de la fiesta desde fuera, pues pasan a ser meros visitantes de las calles contiguas en las que han trabajado los vecinos de las mismas con semejante ímpetu y entusiasmo.

 La procesión:

La procesión parte anualmente a las 13:00 horas desde la Iglesia Parroquial de San Vicente Mártir. En su cortejo, que va haciendo paradas en los distintos altares dispuestos por el recorrido procesional, participan los niños y niñas que han realizado la primera comunión, autoridades civiles y eclesiásticas y los representantes de las hermandades y cofradías de la localidad portando los estandartes.

ARTE EFÍMERO

Estas dos palabras son las que definen a la perfección al Corpus Christi de San Vicente de Alcántara. Arte por la capacidad de sus vecinos de convertir un simple boceto en una alfombra de metros y metros de larga y llena de colorido; y efímero por su escasa perdurabilidad en el tiempo, unas ocho horas desde que los vecinos se ponen en pie hasta que el Santísimo Sacramento, acompañado de los niños y niñas de primera comunión, pasan por encima de las alfombras. Pero es que, para la gran mayoría de quienes son partícipes de la elaboración de las alfombras, esto no es un problema. Las alfombras duran lo que duran, si llegas tarde te lo pierdes, ha sido toda la vida así y con algo de fortuna lo seguirá siendo. Ahí radica el interés de querer mantener las tradiciones.

Previous
Next